recetas

Dónde comer caracoles en Madrid

Es tiempo de caracoles y hasta finales de junio vas a poder disfrutar de estos pequeños moluscos en todo su esplendor. Nosotros somos muy fans de este alimento tan controvertido que, o lo amas o lo odias. Pero lo que realmente nos gusta de esta receta tan castiza es la salsa. Vamos, que somos capaces de mojar una barra entera de pan. Si vosotros sois también de los que disfrutáis con este plato, os dejamos unas cuantas propuestas y nuestra receta de caracoles para daros un homenaje ahora que es temporada.

receta caracoles

Bar Los Caracoles

Los amantes de la gastronomía castiza tienen en el número 106 de la calle Toledo una parada obligatoria: Los Caracoles. Esta taberna antigua y castiza donde las haya tiene sus orígenes en el año 1920, con Juan Bueno Díaz.

Su fachada roja es parte de su encanto. ¿Sabías que Galdós decía que, en los inicios del siglo XX, la calle de Toledo era roja por el elevado número de tiendas de vino que había? Más de 80. Hoy en día, desde primera hora de la mañana, ya se están preparando los ricos caracoles con su salsa picante. Hay que tener en cuenta que esta taberna se llena los domingos. Y es que, es lo que tiene estar al ladito del Rastro.

La Cocina de María Luisa 

comer caracoles en Madrid

En el número 42 de la calle Jorge Juan, María Luisa sirve Caracoles en salsa con perrechicos, tomate y chorizo, porque en el reino de las setas y los sabores de siempre, este plato tan tradicional no podía faltar. En carta hasta que dure la temporada (mediados-finales de junio) www.lacocinademarialuisa.es

La Malaje

comer caracoles en Madrid

En este templo andaluz ubicado en el número 20 de la calle Relatores, Manu Urbano nos sorprende con una carta donde prima el buen producto. Y en temporada de caracoles no podían faltar los suyos, que sirve en guiso de caldo picante con hierbabuena y especias. www.lamalaje.es

Casa Amadeo Caracoles

En la Plaza de Cascorro, en Casa Amadeo, un bar familiar abierto por Amadeo Lázaro en 1942, encontramos los platos más castizos, entre ellos los caracoles. Sus famosos caracoles basados en una receta familiar, elaborados con pimentón, cebolla y ajo, ponen el broche de oro a una mañana de domingo en el rastro. https://www.loscaracolesdeamadeo.com/

Caracol de Cadalso. Mercado de Vallehermoso

comer caracoles en madrid

Y si te atreves a cocinarlos tú mismo o te apetece una tapa mientras haces la compra, lo mejor de lo mejor está en Caracol de Cadalso, uno de los puestos del Mercado de Vallehermoso. Podrás llevarte una bolsa de deliciosos caracoles vivos de las especies Bover grande, Bover mediano o Blanquillo, recogidos de su granja sostenible, y también catarlos con una de las salsas que prepara Ousmane. Puedes elegir distintas elaboraciones: a la madrileña -con chorizo, jamón y tomate-, soble, es decir a la senegalesa -hecha solo con verduritas- o a la andaluza -blanquillos con hierbabuena-www.mercadovallehermoso.es

Nosotros nos hemos llevado una bolsa a casa y los hemos preparado con la salsa que más nos gusta: picantitos, con chistorra y jamón y, cómo no, un toque de romero.

Receta de Caracoles en salsa de tomate, chistorra picante y jamón

receta caracoles

Ingredientes:

1 kilo de caracoles

Media Cebolla

4 tomates

Un taco de jamón serrano

Chistorra picante

Romero

Aceite de oliva

Sal

Azúcar

Primero de todo hay que lavar a conciencia los caracoles para que queden bien limpios, sin ningún tipo de impurezas. Los ponemos en un recipiente y enjuagamos repetidas veces con agua y sal.

Después de tener los caracoles bien limpios, los ponemos en un recipiente, cubrimos con agua y cocemos a fuego muy lento hasta que el caracol salga de la concha. A continuación avivamos el fuego y lo dejamos cociendo durante 20 minutos más. Escurrimos y reservamos

Elaboración de la Salsa.

En una sartén echamos un chorro de aceite y sofreímos media cebolla. Cuando esté pochada, añadimos unos trozos de chistorra picante y tacos de jamón serrano y seguimos sofriendo para que se mezclen bien los sabores.

A continuación añadimos el tomate triturado, un pellizco de sal y corregimos la acidez con el azúcar. Incorporamos una ramita de romero (que sacaremos a los diez minutos) y dejamos todos los ingredientes a fuego muy lento durante media hora.

Prepara la barra de pan porque no vas a poder parar de mojar.

Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *